Exoesqueletos, Sillas de Ruedas, Estimulación Eléctrica y Parapléjicos (Un Futuro Diferente nº 24) por Oswaldo Faverón Patriau

Exoesqueletos, Sillas de Ruedas, Estimulación Eléctrica y Parapléjicos (Un Futuro Diferente nº 24) por Oswaldo Faverón Patriau

Titulo del libro: Exoesqueletos, Sillas de Ruedas, Estimulación Eléctrica y Parapléjicos (Un Futuro Diferente nº 24)

Autor: Oswaldo Faverón Patriau

Número de páginas: 146 páginas

Fecha de lanzamiento: March 29, 2017

Descargue o lea el libro de Exoesqueletos, Sillas de Ruedas, Estimulación Eléctrica y Parapléjicos (Un Futuro Diferente nº 24) de Oswaldo Faverón Patriau en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Oswaldo Faverón Patriau con Exoesqueletos, Sillas de Ruedas, Estimulación Eléctrica y Parapléjicos (Un Futuro Diferente nº 24)

La mayoría de los exoesqueletos son utilizados para la rehabilitación, creando una vestimenta «robótica» que permite a las personas con parálisis de miembros inferiores ponerse de pie y caminar de nuevo. Sin embargo, la industria comienza a proveer de exoesqueletos que se encuentran destinados a aumentar la fuerza del usuario, creando a un «hombre súper fuerte».
Los exoesqueletos médicos y militares ganaran popularidad pronto y llegarán al ciudadano común. En los próximos años vamos a ver más y más exoesqueletos, serán más accequibles y superan aquellas barreras que los limitan en la actualidad.
Las dificultades serán superadas. Por ejemplo, necesitan una batería muy potente y que interpreten correctamente la intención del usuario.
Se están desarrollando exoesqueletos robóticos que permitirán la rehabilitación de pacientes con problemas. De otro lado, también se están desarrollando exoesqueletos robóticos como ayuda física para las misiones a Marte. Pesarán poco, serán colocados en las piernas de las personas para asistir o inhibir los movimientos de las articulaciones. En otras palabras estarán preparados para trabajar en ambientes con micro gravedad. Esta tecnología puede ayudar a gente con serias necesidades ambulatorias empezar a caminar nuevamente, o por primera vez. Estos robots servirán además como dispositivos para que las tripulaciones espaciales hagan ejercicios, pues como se recuerda, la exposición prolongada a la gravedad cero puede provocar debilidad muscular.
La transformación tecnológica de la medicina nos traslada a un mundo en el que los exoesqueletos son habituales en los hospitales y en el que drones se dedican a tratar las enfermedades infecciosas. La tecnología está transformando la medicina.
Los exoesqueletos, una evolución de los primeros dispositivos robóticos que ha saltado del ámbito militar para aplicarse en la rehabilitación de pacientes que han sufrido enfermedades como el ictus, lesiones medulares o temblores patológicos. El exoesqueleto como forma de ayudar a la movilidad de pacientes se consolidará en los próximos años. Se quiere aplicar la tecnología en las fases iniciales de las terapias de rehabilitación para acelerar y mejorar la recuperación de las funciones motoras pero también en una fase más crónica, donde el exoesqueleto puede compensar las funciones no recuperadas por el paciente.
La neurorehabilitación robótica permite un entrenamiento más intensivo, con más repeticiones del ejercicio físico y con movimientos más precisos, al tiempo que promueve una mayor participación del paciente. Además, los dispositivos robóticos recogerán información sobre el proceso de rehabilitación, generando informes para el paciente o para el terapeuta.
Los robots se han concebido tradicionalmente como sistemas rígidos y poco flexibles en cuando a sus posibilidades de adaptación, algo que la tecnología está rumbo a cambiar. Se trata de substituir esa rigidez a través de la robótica blanda o suave (soft robotics), en la que los cuerpos de los robots puedan transformarse para comportarse como sistemas biológicos más flexibles. Entre sus aplicaciones está la creación de exoesqueletos. Estas estructuras, de poco más de 3 kg, darán la sensación de llevar ropa normal, pero cuando las activamos, nos ofrecen ese pequeño impulso que ayuda al movimiento de discapacitados o personas mayores. El trabajo lo realizan músculos mecánicos artificiales que asumen la carga de los nuestros y aumentan la capacidad natural de nuestro cuerpo. Esos músculos pueden soportar 115 kilos de fuerza, pero cada uno pesa solo 450 gramos. El traje cuenta además con sensores de ritmo cardiaco que monitorizan nuestras articulaciones para saber qué músculos son los que necesitan más ayuda y cuándo.
Los trajes estarán compuesto de un material de bajo coste, muy ligero y que tiene la capacidad de variar de forma. La tecnología va rumbo a crear una piel robótica, algo que podría cambiar el mundo de varias maneras impensadas.